Biodiversidad

En CADU seguimos las medidas que dicta la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente respecto del trato que debemos dar a especies de flora y fauna en cada obra que realizamos.

En 2019, reintegramos 8,250 especímenes al ecosistema de Playa del Carmen y 5,870 en Cancún.

Donamos 66,483 m2 de áreas verdes en las que no se removió vegetación sino que se le reintegró la vegetación rescatada de las zonas de construcción.

En 2019 nos comprometimos a cuidar la flora y la fauna de nuestro futuro proyecto en Tulum con las acciones que se exponen a continuación.

Flora:

  • Ejecutar un programa de rescate de flora;
  • Realizar actividades de reforestación;
  • Remover la cobertura vegetal, únicamente, bajo la supervisión de la autoridad;
  • Cuidar que, en la fase de construcción, la superficie desmontada permaneza expuesta el menor tiempo posible para evitar que se transporten polvos por viento o erosión;
  • Mantener áreas de aprovechamiento con vegetación árborea y palmas de la vegetación original para que se mantengan como áreas verdes, parques, camellones, o jardines;
  • Rescatar y reubicar las palmas de la vegetación original en las áreas verdes del proyecto, en caso de que el diseño proyectado no permita mantenerlas en su sitio y siempre bajo la supervisión de una autoridad competente;
  • Sembrar elementos de la flora nativa o con estatus de conservación (por ejemplo: chaca, chicozapote, flor de mayo, ceiba, y otras palmáceas nativas);
  • Reforestar por lo menos 1,500 árboles o palmas por hectárea si existieran áreas afectadas o con vegetación escasa;
  • Cuidar que los esfuerzos de forestación se realicen en períodos de lluvias para aumentar el porcentaje de supervivencia y ahorro de agua.

Fauna:

  • Realizar el desmonte gradual del terreno para favorecer que la fauna que pueda estar en el sitio se desplace a las áreas vecinas;
  • Colocar anuncios y señales para informar sobre la importancia de la fauna las razones de su protección e incluso las sanciones a las que se haría acreedor cualquiera que fuere sorprendido afectando o aprovechando a las especies presentes en el sitio.
  • Para cada obra evaluamos los impactos potenciales sobre los ecosistemas y buscamos que, en medida de lo posible, no impacten áreas naturales protegidas ni áreas marcadas como de alta biodiversidad.
  • Estos deberán tener diámetros normales (1.30 centímetros del suelo) y deberán protegerse en un radio de 5m alrededor del tronco del árbol.

1
¡Hola!, ¿En qué podemos ayudarte?